Marina Del Rey: 877.298.9915

Implica un Compromiso Los Angeles

¿Cuál es la verdadera recompensa de hacerse la cirugía plástica? Juli, una paciente de Marina Plastic Surgery Associates que tiene un cargo gerencial en el gobierno local del Sur de California, dice, “Cumpliré cuarenta en seis meses y me siento más atractiva, con más confianza y más cómoda que nunca”. A medida que habla acerca del proceso que la llevó a esta sensación de contención, está claro que no fue casualidad y no ocurrió de la noche a la mañana. De hecho, aún está sucediendo.

ESPEJITO, ESPEJITO

Hace algunos años, Julie miró atentamente su cuerpo en el espejo y no le gustó lo que vio. Tenía sobrepeso y estaba incómoda. Se sentía poco atractiva y no estaba satisfecha con su apariencia. “Cuando me miré en el espejo, me dije que debería pensar en esto”, recuerda. Pronto pasó a la acción. Primero se enroló en un programa para perder peso supervisado médicamente, y perdió 20 libras. Su próximo paso fue contratar un entrenador personal, planeando eliminar los bultos que le quedaban en su pancita, caderas y muslos.

Después de  tres meses con el entrenador, Julie siguió adelante con su plan para ponerse en forma ella sola. Desafortunadamente, ella no veía los resultados que deseaba. Y estaba insatisfecha con sus senos caídos y con las porciones inferiores de su cuerpo. “Sabes”, dice, “hay algo en el cuerpo de las mujeres cuando pasan por los embarazos. Aumentas de peso, pero no importa lo que hagas, parte de ese peso no se va.”

Julie comenzó a pensar acerca de una cirugía plástica. Ella estaba casada con su segundo esposo en esta época, un hombre que la apoya para que haga lo que es bueno para ella. Con un hijo y una hijastra en edad de adolescentes, volviéndose más independientes, ella sentía que era un buen momento para considerar la cirugía plástica. “Pensé acerca del hecho de que fui madre soltera por varios años, estudié y trabajé para avanzar en mi carrera”. Julie sentía que era tiempo de hacer algo solo para ella.

EL SIGUIENTE PASO

Julie comenzó a investigar, la mayor parte en Internet. Encontró el sitio de Marina Plastic Surgery Associates y leyó acerca del cirujano. Estaba impresionada por su entrenamiento y credenciales, incluyendo el hecho de que estaba certificado por la American Board of Plastic Surgery. Ella sintió que su experiencia en liposucción en Los Angeles era especialmente evidente – de hecho, ella descubrió que el es reconocido a nivel nacional por su experiencia e investigación en liposucción asistida con energía (PAL). Las habilidades del cirujano con la técnica PAL, que es menos invasiva, la atrajo.

También aprendió que él emplearía otras técnicas de avanzada como el procedimiento de levantamiento de senos Laser Bra para elevar sus senos caídos a una posición más juvenil. De acuerdo con Julie, potro cirujano habría propuesto usar malla de alambre para sostenerlos, una propuesta que no le pareció para nada atractiva.

Cuando fue a ver a Marina Plastic Surgery para la consulta, Julie y su cirujano diseñaron un mommy makeover completo que consistía en una abdominoplastia, el levantamiento de senos Laser Bra, y la liposucción asistida con energía. La madre del área de Los Angeles recuerda que más que ver el procedimiento como una cirugía plástica tradicional, “Sentí que el cirujano esculpiría mi cuerpo.”

LA CIRUGÍA DE JULIE

Después de pensar su decisión cuidadosamente, Julie confirmó su cirugía para Noviembre de 2005. “La parte que me hizo sentir más cómoda fue que me ofrecieron tanta información desde el primer momento”. Julie no podía creer lo que se había invertido en sitios web, además le ofrecieron videos, libros, fotos de antes y después y folletos. “Todo fue tan directo y abierto”, dice. Ella recuerda que le dieron un gráfico que mostraba lo que debería esperarse emocionalmente después de la cirugía.

“Realmente sentí que estaba tratando con el mejor cirujano. La práctica se toma tiempo no solo para invertir en su formación y en la tecnología que usan, también se toman tiempo para educar a sus clientes. Cuando llegó el momento de hacer el cheque, sabía exactamente lo que podías esperar.”

El procedimiento de mommy makeover de Julie duró aproximadamente cuatro horas. Se quedó tres días en el centro de cuidados post quirúrgicos, y luego se fue a cada para continuar su recuperación. “La primera semana fue la más dura”, recuerda. Su estrategia  fue tomar la medicación para el dolor durante varios días para manejar las molestias abdominales por la piel y los músculos cicatrizándose. “Para mí, el mejor plan para manejar el dolor es ¡no sentir dolor!” se ríe.

Ella pudo volver a trabajar en dos semanas y medias, y estaba ansiosa por continuar su régimen de ejercicio físico, que se retomó suavemente en alrededor de cuatro semanas. “Jugué al tenis a las seis semanas, y quizás eso fue un poco pronto”, admite. Julie aconseja que la cirugía plástica es como cualquier cirugía – tienes que entender el proceso de cicatrización y ser paciente. Con el siguiente suspiro agrega, “No fue lo que yo diría fácil, pero definitivamente lo haría de nuevo.”

JULIE HOY

“Después de que todo fue dicho y hecho”, remarca Julie, “me siento como si me hubiera dado un regalo. Soy talle cero o dos. Recuperé mi cuerpo, el cuerpo que tenía a los veinte. No puedo explicar lo bien que se siente volver a ponerme una bikini, o jeans ajustados o un vestido de noche”. El esposo de Julie también es entusiasta sobre sus resultados. “El se casó conmigo cuando estaba más gorda, pero ¡ciertamente que disfruta mucho más del ‘después!”

Julie estaba tan contenta con su cirugía que perdió otras ocho libras porque siguió con la dieta y el programa de ejercicios. Ella explicó que mientras el cirujano la ayudó a recuperar su cuerpo, es su responsabilidad mantenerse de esa manera.

CONSEJO PARA OTROS

Cuando le preguntaron sobre su experiencia con Marina Plastic Surgery, Julie dijo que tenía la sensación de que él realmente se preocupaba por sus resultados y por construir una relación con ella. “Entras para conocerlo, te da su aporte, realiza la cirugía y los cuidados post quirúrgicos, y realmente sientes que te están cuidando”. Julie dice que ella confió en el cirujano y su equipo y simplemente sabía que su procedimiento saldría bien y que estaría feliz con los resultados. “Tenía un alto nivel de confianza” en el cirujano, “basada en la forma en que él se presentó, y no me desilusionó.”

Para otros que estén considerando la cirugía plástica, Julie aconseja que sea una decisión que la mujer debe tomar por sí misma. Debe decidir qué desea para ella misma, cómo puede estar de la mejor manera. Pero recomienda tener cuidado y escuchar al cirujano, investigar y ser realista en las expectativas. “No creas que la cirugía es todo lo que tienes que hacer. El cirujano no tiene la varita mágica”. Julie dice que tienes que ser saludable todos los días, cuidar tu cuerpo con dieta y ejercicios. “Los resultados de la cirugía pueden ser sorprendentes, pero tienes que comprometerte a cuidarte.”

Si quieres saber más acerca lo que puedes conseguir con un mommy makeover o conocer más sobre abdominoplastía, levantamiento de senos Laser Bra o liposucción asistida con energía en Los Angeles, solicita una consulta con uno de los cirujanos plásticos certificados en Marina Plastic Surgery.

 

 

Back to Top

Vuela para una Cirugía Plástica

Hemos perfeccionado el protocolo "fly-in del paciente", por lo que es prácticamente posible para todos los pacientes potenciales. Te guiaremos a través de todo el proceso.

Más Información »

Consulta Virtual

Compartir información sobre su estado actual y los resultados quirúrgicos deseados con nuestros cirujanos, antes de volar a una cirugía estética.

Más Información »